Reciclando cajas de fresas

El reciclaje es algo que todo el mundo debería de tener en cuenta y pensar que a todo lo que mucha otra gente tira,nosotros, con un poco de imaginación y maña podemos darle una segunda vida de una forma original y completamente gratis, así que piensa en eso de lo que quieres deshacerte y búscale un nuevo uso, seguro que hay muchas cosas en casa que podrías volver a usar en cualquier momento.

publicidad

caja de fresas

Por ejemplo ¿quién no ha comprado alguna vez una cajita de esas de fresas? Seguro que muchos de vosotros y vosotras habréis sucumbido a esta deliciosa fruta. Estas cajas de madera se pueden usar de nuevo y convertir en una bandeja de lo más original, para llevar el desayuno a la cama o una merienda en el salón, crear originales estanterías, para poner en el baño y dejar encima el papel higiénico, como cuna para el gato o incluso para poner unas macetas y que quede de forma decorativa. Las alternativas son muchas, tantas como nos permita nuestra imaginación.

publicidad

Os voy a poner un ejemplo de una caja para decorar. Con una sierra eléctrica o de las de toda la vida, cortamos las esquinas dado que normalmente esta clase de cajas suelen traer una especie de pivotes en cada esquina para reforzar la estructura. Nosotros lo que queremos es que la caja tenga la misma altura en todos lados para que nos quede perfecta.

Una vez tengamos cortadas las esquinas usaremos papel de lija para limar cualquier impureza y dejar la madera fina. Una vez hecho podemos hacer varias cosas:  bien pintarla con alguna pintura que tengamos en casa o barnizarla por completo con un par de capas esperando que la primera seque antes de aplicar la segunda.

Asimismo, si se os da bien el dibujo, antes de aplicar el barniz podéis pintar la madera de la caja para tapar la marca de la fruta y después dibujar con un rotulador permanente cualquier motivo que quede vistoso y sepáis que os va a quedar bien. Cuando esté seco podéis pasar el barniz para proteger vuestra obra de arte.

Lo demás corre a vuestra cuenta, podéis forrar la caja con papel de empapelar paredes o fotografías bonitas, podéis recortar un trozo de tela y hacer una especie de mantel para el interior o cualquier otra idea que se os ocurra para aprovechar esa caja de fresas.

Fuente imagen