Entendiendo la factura de la luz

publicidad

En ocasiones leer la factura de la luz y entenderla a la perfección se puede convertir en toda una aventura y aunque son muchos los datos que nos proporcionan en cada una de ellas, no es muy difícil conocer qué quiere decir cada apartado que nos llega cada mes o cada dos meses, dependiendo de la compañía suministradora del fluido eléctrico.

Por ejemplo, cuando vemos el apartado llamado “Potencia contratada” quiere decir que ahí salen reflejados cuantos Kilowatios tenemos contratados para la vivienda. Obviamente si tenemos un hogar pequeño, de unos 60m² y no vive demasiada gente ni se usan demasiados dispositivos eléctricos podremos tener lo mínimo, aunque si la casa es grande, se pone la lavadora día sí y día no, hay ordenadores, vitrocerámica, etc., habrá que contratar más potencia para que no haya sobrecarga y salten los plomos, pero… cuanta más potencia, más se paga en la factura.

Cuando vemos “Electricidad consumida” lo que vemos es la parte variable de la factura, dado que no todos los meses consumimos lo mismo. Obviamente, al igual que ocurre con la potencia contratada, cuanto más electricidad consumamos, más dinero tendremos que pagar en la factura.

publicidad

En el apartado “Alquiler de contador” nos refleja lo que debemos de pagar por contar con este dispositivo que es el encargado de medir el consumo normalmente. El IVA también viene reflejado en la factura dado que, como prácticamente todo, la electricidad también está sujeta a tributación.

El “Impuesto sobre la electricidad” es un impuesto que grava la energía y que simboliza una importante cantidad de ingresos para el Estado y cada casa paga un 4,864% de la suma del coste de la potencia contratada y del consumo.

En Ahorradoras hablamos de cómo ahorrar en luz, una partida que cada vez aumenta más nuestros gastos familiares.

publicidad