Ahorra en ropa con un buen fondo de armario

Seguro que como cada año cuando toca cambio de estación te has preguntado …. “¿Qué me ponía yo el año pasado?”.

Pues bien, te voy a dar unos consejos para que, en la medida de lo posible, no suframos el síndrome de “no tengo nada que ponerme” y así evitar las compras compulsivas… Lo que no quita que de vez en cuando nos demos un caprichito, que también nos lo merecemos! 😉

Fondo de armarioVía

Para ello es esencial que surtas el fondo de tu armario de prendas básicas que son bonitas, atemporales, cómodas y muy versátiles. Vamos a ver cuáles son.

  • Vestido y/o falda negra. Al igual que los vaqueros, escoge uno con el que estés cómoda y te veas favorecida. Lo ideal es que tengas uno muy sencillo, de corte atemporal, sin abalorios y que no sea excesivamente corto. Parece difícil de encontrar pero no te asustes porque siempre hay un vestido negro perfecto para ti durante todo el año.
  • Camisa o blusa blanca. Existen más modelos además de la clásica y más masculina camisa blanca, así que si ese no es tu estilo escoge una blusa semi transparente por ejemplo.
  • Jeans oscuros. Para mi la prenda rey, no se vivir sin vaqueros. La gran ventaja que tienen es que dependiendo de con qué los combines y los accesorios que te pongas obtendrás un look más casual o más arregladito. Escoge los que más te favorezcan y combínalo!
  • Pantalón negro de tela. No te ciñas a los típicos pantalones de pinzas, hoy en día tienes en el mercado infinidad de pantalones con diferentes cortes que te darán más estilo.
  • Blazer o americana negra. Puedes tener una estilo oversize y otra más ceñida si lo prefieres. En cualquier caso, ambas te van servir perfectamente tanto para ir al trabajo como para salir a tomar algo si la combinas con unos jeans.
  • Cazadora vaquera o “chupa” de cuero. Es una prenda que nunca pasa de moda y para las temporadas de entre tiempo va ideal.

Fondo de armarioVía

publicidad

  • Gabardina. Es una prenda que quizá no gusta a todas pero está claro que nunca pasa de moda. La clásica es en color beige pero puedes hacerte con una gris o negra. Si no te gusta este estilo de abrigos, puedes sustituirla por un abrigo de paño, una trenka o una parca. Pero siempre será bueno que tengas un abrigo de vestir.
  • Zapato tipo salón. Es un clásico al que puedes recurrir y combinar tanto con vaqueros como con vestidos. Hazte con unos de más o menos tacón, dependiendo de tu gusto.
  • Zapato plano. Tipo manoletina que puedes utilizar tanto para el trabajo como para el día a día.
  • Botas. Ahora que empiezan los días más fresquitos para mi también se unen al grupo de básicos las botas, ya sean de media caña estilo motero, más altas o con tacón. Eso sí, mejor si son negras o marrones para que las puedas combinar con todo.

En cuanto a los complementos, escoge algo parecido a esto:

Complementos Fondo de armarioVía

Por supuesto elige y adapta todas estas prendas y complementos a tu estilo, así es cómo le darás tu sello personal a prendas que todas llevamos.

Y un truco, antes de comprar algo pregúntate ¿realmente lo necesito? y si no es así… no lo compres, es decir, compra con cabeza.

A mi me funciona y la verdad es que me he ahorrado bastante dinero y espacio en el armario con esa simple pregunta 🙂

Además, te aconsejo que eches un vistazo a estos post que seguro que te resultan muy útiles:

¡Y a disfrutar ahorrando chicas!