Pechuga rellena de jamón york y queso

publicidad

banner_tcciphone

Pechuga de pollo rellena

No hay nada que me guste más que comer una tradicional pechuga empanada para comer, pero para que sea diferente de vez en cuando, me gusta preparar esta receta y sorprender a mis invitados: pechuga rellena de jamón york y queso.

Pechuga de pollo rellena  Ingredientes que necesitas:

  • Pechuga fileteada (mínimo dos)
  • Jamón de york o pechuga de pavo a lonchas
  • Queso
  • 1 tomate
  • 1 huevo y pan rallado
  • Aceite y sal
  • 2 palillos por cada pechuga rellena

Cómo hacer pechuga rellena:

  • En primer lugar tendrás que seleccionar por parejas aquellos filetes que tengan un tamaño y corte parecido para poder montar uno sobre otro. Una vez elegidos, echa sal a los filetes y pon sobre una de las pechugas una loncha de jamón de york, otra de queso y dos rodajas de tomate. Puedes dejarlo o así o si te gusta más contundente como a mí, hacer otra capa de los mismos ingredientes.

Pechuga de pollo rellena

publicidad

publicidad

  • Pon otro filete de pechuga encima y coloca palillos para que no se desmonte a la hora de freírlos. En vez de clavarlos y que quede el palillo en vertical, pásalo por todas las capas y vuélvelo a meter en la pechuga para quede como si se tratara de un alfiler.
  • Coge dos platos; en uno bate un huevo y en el otro pon pan rallado. Coge los filetes rellenos y pásalos primero en huevo y después por el pan rallado. Échalo en una sartén a fuego medio (si está muy caliente se hará la parte exterior pero no el interior de los filetes). Un truco que uso yo para que la carne quede más jugosa y tierna es ponerlas en leche un par de horas antes de hacer el empanado.

Pechuga de pollo rellena

  • Saca en un plato con una servilleta de papel para que absorba el exceso de aceite. Puedes acompañarlo con alguna salsa barata y casera o con una ensalada. Está deliciosa, es contundente y es una forma diferente de comer pechuga. Además, puedes variar completamente el relleno que pongas en el interior: foie, queso roquefort, jamón serrano…

Si quieres más ideas como esta, echa un vistazo a esta pechuga en papillote o este pollo salteado con mostaza.