Sorbete de sandía casero

Sorbete casero de sandía

Me encanta la sandía pero no sé cómo lo hago que a lo que me doy cuenta ya se empieza a poner mustia en el frigorífico… Pero como tenemos trucos para todo y a nadie le gusta tirar la comida, quiero compartir con vosotras este delicioso sorbete de sandía casero que hago cuando veo que no me da tiempo de comérmela entera antes de ponerse mala.

Sorbete casero de sandía

Ingredientes para el sorbete:

  • Sandía
  • 1 naranja
  • 10 cucharaditas de azúcar

Pasos para hacer sorbete:

publicidad

  • Primero corto el trozo de sandía y me ‘entretengo’ quitando todas las pepitas que hay (o todas las que consigo quitar). La troceo un poco para que me quepa en el vaso de la picadora y le doy un par de segundos; se convierte al momento en una sopa.

Triturar la sandía

publicidad

  • Después, tienes que hacer zumo de naranja en el exprimidor y añadirlo en la picadora junto con la sandía. Otras veces lo he hecho con jugo de limón, pero personalmente me gusta más la naranja; te animo a que pruebes la que más te guste. Generalmente sólo hago zumo de una naranja ya que la cantidad de sandía no es demasiada, pero la cantidad es 2/3 de sandía y 1/3 de naranja.
  • A continuación, le añado 10 cucharaditas de azúcar blanco. Sin embargo, cuando llevo unas 6 cucharadas lo voy probando para ver el dulzor ya que a veces las naranjas salen más ácidas en ocasiones. Remuevo, sirvo en los vasos que voy a utilizar y al congelador.

Meterlo al congelador durante una hora

  • Si no lo quieres totalmente congelado para poder beberlo con pajita, con tenerlo 1 hora y 15 minutos en el congelador es suficiente. Pero recuerda que cada 15 o 20 minutos tendrás que abrir el congelador y remover la mezcla con ayuda de un tenedor.

Decora con una hojita de menta o pon unas fresas como he hecho yo; éstas son tan pequeñas porque son las que cultivo en el huerto de mi terraza.

¡Ah! Y si queréis convertirlo en cóctel, añadir un chorrito de ron antes de meterlo al congelador y verás que está delicioso.

Si te interesan más recetas como estas, echa un vistazo a cómo aprovechar los limones.