Ahorra tiempo simplificando tu vida

publicidad

banner_blackfridaycecotec

Ahorrar tiempo

El tiempo es oro y, como somos mujeres actuales, dinámicas, alegres y mil cosas preciosas más, queremos sacarle el máximo provecho dando lo mejor de nosotras mismas sin renunciar a los placeres o hobbies de cada día, que cada una tenga.. El objetivo es quitarnos tareas y obligaciones de encima, de esas que ves que te roban tiempo y no te aportan nada así como conseguir lo mismo en menos tiempo, que viene a ser una copia, de la finalidad de esta web: conseguir lo mismo pero con menos dinero: Ahorrando.

[Tweet “Podrás tapar las manillas del reloj con tu mano, pero nunca podrás tapar el tiempo perdido.”]

Aquí unos consejos para simplificar nuestra vida:

publicidad

  • Evita o reduce el desorden: todo aquello que no está en el lugar que toca, molesta y te hace perder tiempo cuando lo buscas. Como siempre se ha dicho “cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa”, o algo así 🙂
  • Deshazte de lo que hace tiempo que no uses: Dónalo a organizaciones solidarias, véndelo en webs de segunda mano o tíralo si ves que no está en condiciones. De vez en cuando, prepara una caja y llénala de estos objetos o prendas y verás qué peso te quitas de encima. Si se trata de algo que puedes customizar y tienes gracia para hacerlo, adelante! Reutiliza.
  • Ahorra tiempo en la compra: Planifica el menú de la semana y haz la lista a razón de lo que necesitarás. Te ahorrará tiempo en compras y tiempo en la cocina y verás, de un vistazo, cuántos días hay pescado, verdura, carne, huevos….
  • Ahorra tiempo en la limpieza de casa: planifica las tareas a realizar y sigue siempre la misma rutina ( recuerda que algo se convierte en rutina cuando lo haces 21 días seguidos. A partir de ahí lo harás sin darte cuenta). Utiliza las dos manos para terminar antes y comienza devolviendo a su lugar las cosas que están fuera de éste. El truco sería evitar que estuvieran, que te ahorraría muuucho trabajo, cosa que las que tenemos niños anhelamos pues siempre hay juguetes en cualquier parte. Aquí te dejo 10 pasos para limpiar la casa fácilmente.
  • Ley del mínimo esfuerzo: procura ensuciar lo mínimo para tener que limpiar lo mínimo. Un ejemplo: puedes cambiarte de zapatos al entrar en casa ( coloca un zapatero en la entrada) y evitarás entrar suciedad. A la hora de cocinar, no utilices demasiadas sartenes, ollas, cubiertos…. que luego hay que lavarlos 🙂 Lo mismo, con la ropa, evitando que se ensucie.
  • Ahorra disgustos: si algo no te ha sentado bien déjalo pasar, puede que no esté hecho/dicho a mala fe. No vale la pena llenarse de odio y rencor. Mejor dejemos sitio a sentimientos positivos que nos empujen hacia adelante y no hacia atrás.
  • Ahorrarás tiempo y energía si sabes decir que NO a compromisos que no te aportan nada.
  • Evita comprar aquello que está por encima de tus posibilidades. Comprar una casa más grande si no la puedes pagar o irte de viaje lejos cuando tienes lugares encantadores a tu alrededor te obligará a tener que trabajar más y a soportar la ansiedad de depender de ese cheque a final de mes al tiempo que dejarás de disfrutar de tiempo con tu familia. “No es más rico el que más tiene si no el que menos necesita”
  • Ahorra tiempo y dinero haciendo gestiones en internet: valora hacer tu compra on-line ( puedes utilizar, además, comparadores de precios), organiza tú misma tus viajes cogiendo “de aquí y de allá” las mejores ofertas. Controla tu cuenta bancaria desde internet y evita colas. Aprovecha cuentas que te dan “algo· por tu dinero y no te cobran comisiones. Compra en tiendas de ropa, cosméticos, etc.. en internet para poder aplicarte códigos promocionales con descuento. Utiliza internet a tu favor y sácale todo el partido!
  • Dedícate tiempo a pensar, relajarte y ver con claridad. Por muchas tareas que tengas, el tiempo para meditar es para el alma como el alimento para el cuerpo. Regálate tiempo porque te lo mereces, para darte un baño, para escuchar música, para leer… Ciérrales la puerta a los pensamientos negativos, siempre POSITIVAS! Sonríe, es lo más barato que hay y le cambia la cara a cualquiera.
  • Si necesitas algo, dalo primero. Verás cómo funciona. Por ejemplo, necesitas un abrazo, acércate a alguien a quien aprecies y y abrázale, verás como te será devuelto. Igual que en esto, pruébalo en otros aspectos porque suele funcionar. Incluida la sonrisa 🙂 🙂 🙂 🙂 Dar y después, recibir.
Termino el post con una frase preciosa:
“En ti mismo está el mundo entero y si sabes cómo mirar y cómo aprender, la puerta está aquí y la llave está en tu mano. Nadie te puede dar la llave ni te puede abrir la puerta” (Krishnamurti)
 Comparte si te ha gustado 🙂