Aprende a hacer flores de chucherías

Flores-con-chucherías-4

publicidad

¿Quieres tener un detalle dulce con un amigo o familiar? Qué mejor forma de alegrar a los más golosos que con estas sencillas formas de hacer flores de chucherías. ¡Baratas, rápidas, vistosas y sobre todo deliciosas!

 Flores con chucherías

  1. Sólo necesitas comprar gominolas que sean redonditas, como por ejemplo las moras. ¿Qué necesitas? Algo tan sencillo como una brocheta y unos cuantos palillos. Coges la chuchería que vas a colocar en el centro y le clavas las puntas de palillos de forma que quede rodeada por 4 pinchos. Clava en cada uno de ellos una chuchería. Para la quinta gominola, clávala directamente en la brocheta y pincha hasta que enganches la central. Puedes hacer con ellas un ramo, regalarla de forma individual, usarla para decorar un regalo… 

Flores con chucherías

publicidad

  1. Si la anterior opción era fácil, esta todavía más. Tienes que comprar ‘lenguas’ de color verde y las típicas chucherías que son de esponjosas y de color rojo. Coge una brocheta e introduce la lengua en forma de ‘S’. En el extremo superior pincha una o dos gominolas; si optas por dos, una de forma invertida y otra con la punta hacia arriba. Ya tienes un tulipán delicioso para regalar o decorar. 

Flores con chucherías

  1. Rosas dulces. Y para los que quieran un resultado mucho más elaborado pero igualmente dulce, te animo a hacer estas rosas de chuchería. Sólo necesitas brochetas y lenguas de color rojo. Coge con el dedo índice y pulgar de la mano izquierda (si eres diestro) un extremo de la lengua, y con la mano derecha retuerce el resto de la gominola con movimientos circulares. Haz que el extremo final quede oculto debajo de la flor y pínchala con la brocheta. El resultado es parecido al de la flor de fieltro que aprendimos a hacer anteriormente.

Flores con chucherías

Estas ideas las puedes utilizar para regalar a otras parejas que se casan el día de tu boda; yo lo hice y encantó. Como ves es fácil, barato y sobre todo ideal para regalar a los más golosos.