Ahorra en la comunión de los peques

Publicidad

Mayo y junio son los meses de las comuniones por excelencia. Así que hemos decidido hacer un recopilatorio con trucos y consejos que te van a ayudar a ahorrar preparando la comunión de tu peque.

ahorrar comunión barata

Publicidad

Prepara la comunión sin que se vaya de presupuesto

  • Fija un presupuesto: Esta es la primera norma de cualquier persona ahorradora. Tener un presupuesto fijo. Y lo más importante es que hay que cumplirlo. De nada sirve que te salgas de él.
  • Compara antes de comprar o reservar: Intenta comparar hasta con 3 establecimientos. De esta manera, vas a escoger el más económico o el que mejor relación  calidad-precio tiene. Piensa que los gastos de una comunión son muchos, así que es mejor contar con los mejores precios.
  • Ahorra en el vestido de la comunión. Laura nos da las claves para comprarlo sin dejar una fortuna en el intento. Puedes verlo AQUÍ.
  • Y en el peinado: Puedes hacer varias pruebas hasta conseguir dar con el peinado que quieres hacerle a tu peque en el pelo.
  1. Peinados de comunión
  2. DIY para el pelo de comunión
  • Los detalles del banquete: Cuando vayas a reservar un lugar para celebrar el banquete de la comunión, es importante que lleves anotados todos los datos que le harán falta: duración, número de invitados, día… Y que te lleves por escrito las formas de pago, el precio por comensal, si en ese precio está incluido el IVA…
  • Los recordatorios de la comunión y los detalles: Esta es otra partida que se come bastante el presupuesto. Así que, desde Ahorradoras, te proponemos varias ideas que pueden ayudarte:
  1. Ahorra en invitaciones de comunión
  2. Prepara los detalles de comunión
  3. Cómo hacer un Candy Bar para comuniones
  4. Haz un libro para invitados
  • Elige un buen fotógrafo: Y, al igual que con el banquete, es necesario que te pase por escrito el presupuesto. Si te gusta la fotografía, puedes iniciarte con estos consejos para fotografiar a los niños.
  • Evita los créditos: Este último aspecto es fundamental. Si en lugar de pagar un gran banquete, lo que te puedes permitir es hacer una merienda en casa. ¡Hazla! A los niños lo único que les importa es disfrutar de ese día con los amigos. Así que con un poco de esfuerzo puedes crear un menú muy rico y decorar la estancia. A veces nos podemos agobiar con el tema del dinero, pero si lo piensas fríamente ¿es necesario gastar tanto dinero en la comunión de tu peque? Yo recuerdo la mía con mucho cariño y no fue un gran banquete.

festival-938253_960_720

Si tienes más consejos que pueden ayudar a ahorrar en los preparativos de la comunión, me encantaría que los compartieras con el resto de la comunidad.

Publicidad
Comparte el ahorro: