5 exfoliantes caseros con café ¡Reutiliza y ahorra!


Esta semana me he puesto a vaciar las cápsulas de la cafetera antes de llevarlas a reciclar porque los posos de café tienen muchos usos, desde desatascar las tuberías (son biodegradables así que no hay peligro para el medio ambiente) hasta elaborar mascarillas caseras con propiedades exfoliantes, que ya sabes que en Ahorradoras somos muy fans.

Mascarillas caseras exfoliantes

No solo puedes hacer mascarillas caseras para el rostro, también pueden ser corporales y el resultado es maravilloso porque los granos no son ni muy finos ni muy gruesos.

Así que, al tiempo que te dedicas un rato de autocuidado en casa,  logras una piel suave como un bebé por el poder exfoliante de los granos de café que no te habrán costado dinero si sueles consumir café en casa porque lo estarás reutilizando.

Las mascarillas exfoliantes también pueden ser unas buenas aliadas para combatir la celulitis y la piel de naranja en muslos, vientre y antebrazos porque hace que la crema especializada que nos apliquemos posteriormente se absorba mejor.

Mezcla de posos de café y yogurt

 

De esto ya te hemos hablado en otro post (ver post completo sobre cómo hacer una mascarilla de yogur y café) pero te voy a hacer un resumen por si te apetece ponerlo en práctica. Es una mascarilla muy sencilla compuesta por lo café y yogur pero los resultados son espectaculares, deja la piel libre de células muertas y sin suciedad, sin dañarla ni irritarla.

La podemos aplicar en rostro y cuerpo dando un suave masaje, luego solo tendremos que aclarar con agua fría, secar con una toalla sin frotar y aplicar una crema hidratante.

Ver también «4 exfoliantes caseros baratos y efectivos«

 

Mascarilla casera de leche fría y restos de café

 

Si aplicamos las mascarillas mientras nos damos un baño, o inmediatamente después, harán más efecto porque los poros estarán abiertos y llegaremos a capas más profundas de la piel. Además, estas mascarillas están libres de parabenos y productos artificiales.

Pon en una taza unas cuantas cucharadas de leche de vaca entera y posos de café y lo mezclas hasta conseguir una pasta, así conseguirás otro exfoliante casero en pocos minutos.

publicidad

La puedes usar en los codos, los talones o las rodillas para suavizar esas zonas. Es importante que la leche esté bien fría para que no disuelva el café y haga más efecto.

Mascarilla con miel y café

 

La miel también es un lubricante ideal para los exfoliantes, hace que los podamos extender fácilmente mediante movimientos circulares. Lo ideal sería aplicarnos mascarillas dos veces al mes en las zonas más secas y ásperas del cuerpo.

Los principales beneficios de las mascarillas exfoliantes son que suavizan la piel, eliminan las pieles muertas, los puntos negros, los pequeños granitos y mejoran la circulación sanguínea.

Ver también«Exfoliante casero con resultado 10!»

Exfoliante hidratante de aceite de oliva y restos de café

El AOVE además es un excelente hidratante. Imagínate los beneficios que puede tener en tu piel una combinación del poder exfoliante de los granos del café junto a la súper hidratación del aceite de oliva.

Esta es una de las combinaciones que a mí más me gustan pero hay que ir con cuidado para que no caiga sobre la bañera o el plato de ducha y podamos resbalar. Si tenemos esto presente, el resultado te encantará.

Déjame un comentario en el artículo si lo pruebas.

Exfoliante de cacao, leche y posos de café

Tanto el café como el cacao son perfectos antioxidantes naturales de forma que actúan contra el envejecimiento de la piel y aportan luminosidad.

  • 4 cucharadas grandes de café molido o reutilizado.
  • 4 cucharadas grandes de cacao en polvo.
  • 8 cucharadas de leche.

En el siguiente vídeo te enseñamos como hacerla 😉

Puedes ver el artículo completo en este enlace: mascarilla de cacao, café reutilizado y leche.

¡Feliz ahorro!

publicidad