Mi Truco Favorito para Enfriar Latas Rápido

Este es el truco más efectivo que conocemos en casa para enfriar una lata de bebida rápidamente y de forma fácil. Puedes probar otras técnicas como las que te contábamos en este post: cómo enfriar bebidas rápido donde este truco de hoy ya se comentaba de pasada.




Este truco para enfriar bebidas en lata aunque también en vidrio (pero con precaución en el último caso) lo llevamos practicando en casa de hace ya unos cinco veranos. De hecho pensaba que lo había compartido pero parece ser que sí os lo recomendé en Facebook y al estar de vacaciones en Salou, se quedó el truco publicado en la red social y no llegué a pasarlo a post.

Este truco es buenísimo. Lo publicamos en Ahorradoras y desde entonces lo pongo en práctica cada vez que queremos beber…

Publicada por Ahorradoras en Viernes, 1 de julio de 2016

publicidad




¿Qué necesitamos para enfriar una bebida rápidamente?

  • Una servilleta de papel o tela.
  • Agua del grifo.
  • Un congelador

truco Enfriar cerveza

Aquí veréis las fotos que os he hecho hoy cuando ha llevado el truco a la práctica mi hija. Os daréis cuenta que le tira lo de ahorradora en la cantidad de papel que ha destinado al truco jaja.

publicidad




Envolvemos la lata en papel o servilleta de tela. Si optáis por la de tela podéis ponerla ya empapada de agua. Si escogéis la opción de papel os será más práctico pasar la lata por el grifo tras enrollar el papel a la lata (como veréis en la foto), si no se os romperá el papel envolviéndolo.

Cómo enfriar lata

 

cONSEJOS ENFRIAR BEBIDA

Mientras, dejamos el cajón del congelador ya abierto para ir rápido sin mojar nada y colocamos la lata en la zona que más rápido enfríe de nuestro congelador. A los 10 minutos la lata ya habrá empezado a refrescarse, algo impensable en un refrigerador, pero yo os recomiendo que la dejéis unos 20 minutos.

Si os gusta como a mí, casi granizada, en 30 minutos tendréis una riquísima bebida súper fresquita a un punto que el frigorífico nunca podría alcanzar.

Como decía puedes hacer lo mismo con botellín de cristal pero vigila que no se te olvide la botella en el congelador y te cree un problema inesperado.

De verdad que este truco en casa nos ha salvado de muchos apuros y practicamos a menudo en temporadas de calor. ¿Quién no ha llegado de la compra con muchísimo calor y ganas de beber algo fresquito pero todavía tiene la bebida “caliente” porque termina de comprarla? Para esas ocasiones, el truco va de fábula ;-).

Espero que te sea útil y si lo llevas a la práctica nos etiquetes para verlo y nos dejes un comentario en el post.