Cómo limpiar el mimbre o rattan

publicidad

Seguro que en tu casa hay alguna lámpara, mueble, cesto u objeto de mimbre o rattan ya que son materiales que últimamente se ha puesto muy de moda. Se trata, en ambos casos, de materiales de origen vegetal, ligeros, resistentes y duraderos que aportan calidez al hogar o a las zonas exteriores de la casa.

mimbre o ratán

Un inconveniente que tienen este tipo de muebles u objetos es que debido a la gran cantidad de recovecos que tienen son difíciles de limpiar y se terminan ennegreciendo las fibras. Así que vamos a ver cómo debemos limpiarlos para no postergar más esta tarea 😉

¡Únete al club Ahorradoras y sé parte de la comunidad!

Síguenos en redes sociales y también puedes registrarte gratis en el club Ahorradoras para acceder a los imprimibles gratuitos, plantillas para retos de ahorro, contenidos y descuentos exclusivos. Podrás participar en sorteos de productos de las mejores marcas. Clica para registrarte en el Club Ahorradoras.

Banner encuestas remuneradas
Encuestas remunerables

Lo primero es eliminar el polvo con un cepillo suave, un plumero o una brocha seca de cerdas naturales. También puedes agilizar este proceso utilizando un aspirador de mano al que le puedas adaptar un cepillo, esto reducirá el esfuerzo al máximo y sabes que en Ahorradoras somos muy fans; puedes consultar los mejores aspiradores escoba y de mano AQUÍ.

publicidad




Cuando hayamos eliminado los restos de polvo y tierra (en caso de ser muebles de exterior) toca limpiar las posibles manchas. Para ello necesitaremos agua caliente con jabón, puedes añadir jabón neutro o lavaplatos. Escurre bien el trapo (uno que no suelte pelusas) y pásalo por todo el mueble. Si se trata de mimbre natural deberás humedecerlo lo mínimo posible, si es sintético puedes aclararlo con la ayuda de una manguera o un pulverizador y luego dejar que se seque a la sombra.

Aunque no hayas mojado mucho el mimbre o el rattan natural lo mejor es que lo seques bien con un secador de pelo a baja potencia para que no se pudra con la humedad y sea un nido de hongos. Evita utilizar lejías y productos abrasivos. Pero si quieres eliminar malos olores puedes poner un tapón de amoniaco en un cubo con agua y pasar una bayeta bien escurrida por todo el mueble.

limpiar ratán o mimbre

 

Como toque final, te dejo un truco que usaba mi abuela: pulverizar el limpiador de muebles Pronto (el de toda la vida, en aerosol) sobre el mimbre y pasar un trapo para que quede brillante y protegido, además le quedará un olor estupendo. Truco extra: si cuando estás limpiando ves algún «palito» fuera de su sitios córtalo con cuidado para que no se deshaga 😉 Y ahora si, hasta aquí estos trucos sencillos y prácticos para limpiar muebles y objetos de fibras naturales como el mimbre, el rattan o el bambú.