Cómo congelar marisco para Navidad

Cuando se acercan las fechas navideñas los precios en los mercados comienzan a subir, por eso en noviembre toca ir haciendo sitio en el congelador para hacer acopio de pescados, carnes y mariscos de calidad antes de que los precios se disparen por el aumento de la demanda.

publicidad




congelar marisco

Tips para congelar pescados y mariscos para las fiestas navideñas

Cuando vayas a congelar el pescado pide en la pescadería que te lo limpien bien, le saquen las vísceras y lo descamen. Para evitar la formación de hielo envásalo al vacío antes de meterlo al congelador. Si vas a elaborar una sopa de pescado o un fumet congela aparte las cabezas y las espinas.

Si no tienes la opción de envasar al vacío puedes guardar los alimentos en bolsas de congelado con cierre zip, en tuppers herméticos o, como última opción, en papel de aluminio. Pero siempre intentando que quede hermético para evitar que salgan jugos y olores y que se cree hielo.

Cuando introduzcas el pescado y el marisco en el congelador hazlo en la zona más fría, que suele ser el primer cajón, y si tu congelador tiene termostato pon la potencia máxima unas horas antes de introducir los alimentos. Cuando ya lleven 5 horas en el congelador ya puedes ponerlo a -18º.

Recuerda que en Ahorradoras tenemos una amplia sección de «Recetas baratas».

El pescado blanco admite la congelación durante 3 meses y los pescados azules no más de un mes y siempre quedan mejor cuanto más grandes son. Recuerda que no debes congelar pescado que ya haya sido congelado en otras ocasiones.

Tanto el pescado como el marisco debes congelarlo en cuanto lleves a casa, no esperar al día siguiente para conservar la mayor frescura posible. Recuerda etiquetar bien los paquetes por fuera indicando el tipo de producto y la fecha de congelación para tener claro que alimentos debemos consumir antes.

cómo congelar marisco

publicidad




En cuanto al marisco, no todos se pueden congelar y algunos es mejor meterlos en el congelador una vez los hayamos cocido, te lo cuento a continuación:

  • Grandes crustáceos: el buey, la langosta, la centolla, el bogavante y las nécoras cómpralos vivos y cuécelos en cuanto llegues a casa del mercado. Luego, espera a que se enfríen y ya puedes congelarlos. En Galicia es típico envolver este tipo de marisco en un paño humedecido en el agua de la cocción, bien escurrido, y luego cubrirlo con film transparente bien apretado.

 

  • Pequeño crustáceos: cigalas, gambas, langostinos o camarones. A menos que los vayas a cocinar a la plancha es mejor que los congeles cocidos para evitar que se les oscurezca la cabeza.
  • Bivalvos: las almejas, las navajas, los berberechos, los mejillones o las vieiras. Limpia bien las conchas y las arenas que puedan traer estos mariscos. Debes comprobar que estén vivos cuando los congeles. Los que se consumen crudos, como las almejas no se pueden congelar. Aprovecho para dejarte una receta de mejillones en salsa buenísima.

Por último, la mejor forma de descongelar el marisco y el pescado es poniéndolo en el frigorífico 24 horas de cocinarlo o de consumirlo.

¡AHORRA EN EL BLACK FRIDAY DE CECOTEC!

Encuentra súper ofertas en todo tipo de electrodomésticos como robots de cocina, robots aspiradores, patinetes eléctricos, bicicletas de spinning, freidoras sin aceite ¡y mucho más! Así que si estabas esperando a las ofertas has hecho bien porque este año, por lo que he visto, ¡vienen con precios mínimos históricos!

 

Clica en el botón para saber si este producto está rebajado.

Artículo con enlaces de afiliado. Consulta nuestra política de divulgación aquí.


También te interesará