¿Cuánto gasta el cargador del móvil si lo dejas enchufado?

publicidad

Posiblemente en varios enchufes de tu casa tengas cargadores de móvil enchufados porque no los guardaste después de poner a cargar tu dispositivo o porque ese es su sitio habitual, pero ¿sabes cuánto gasta tener los cargadores permamentemente pegados a la corriente? Ahora te lo cuento 😉

¿Cuánto gasta el cargador?

 

¿Cuánto consume un cargador enchufado sin cargar al cabo del año?

Los datos revelados por varios estudios en los últimos años muestran que el consumo medio anual de un cargador de smartphone enchufado sin carga es de 1,168 kWh, lo que traducido en euros son unos 14 céntimos anuales. Ya ves que es una cantidad mínima.

Hace unos años el dato era mucho más elevado porque los cargadores no estaban preparados para pasar varias horas enchufados. Actualmente estos dispositivos cuentan con tecnología más avanzada que hace que no se recalienten y que apenas consuman energía.

Aprovecho para dejarte, a continuación, unos consejos para que puedas ahorrar en la factura de la luz.

publicidad

Tips para ahorrar en la factura de la luz

  1. Elige bien la tarifa contratada de luz. Puede que no necesites tanta potencia, suma lo que gastan tus electrodomésticos y ajusta la tarifa a tus necesidades. Otra opción es cambiar de compañía si otra te ofrece mejores condiciones.
  2. Aprovecha la luz natural. Por ejemplo, si vas a estudiar hazlo de día usando la luz natural y no utilizando una lámpara.
  3. Desenchufa lo que no uses cuando sea posible. Hay aparatos que estando en stand by siguen gastando luz.
  4. Apaga siempre que sea posible las luces de la casa. Acostúmbrate a ir apagando las luces al salir de cada habitación.
  5. Utiliza bombillas de bajo consumo. El ahorro si utilizamos bombillas eficientes es del 80%, lo que traducido en dinero es, aproximadamente, de 50€ por bombilla/año.

Bombillas de bajo consumo

 

Por último, aprovecho para dejarte una serie de libros de finanzas personales que te vendrán muy bien si quieres empezar a ahorrar para conseguir la ansiada libertad financiera.