Devolviendo regalos

Aunque normalmente cuando hacemos regalos, nos cercioramos de que el regalo en cuestión va a ser del agrado de la persona que lo recibe, no siempre acertamos y a veces no porque no hayamos sido lo suficientemente observadores con los gustos del obsequiado, sino porque las casualidades de la vida nos juegan una mala pasada y por ejemplo regalamos algo que ya había sido regalado …