Cocina croquetas más saludables

Si hay un plato estrella en la cocina del aprovechamiento son las croquetas. Las puedes preparar con sobras de cocido, de pollo, de jamón, de setas, de verduras, de pescado o de lo que se te ocurra, pero muchas veces renunciamos a ellas por no ser demasiado sanas.

Por eso me he puesto a buscar formas de hacerlas en casa y que no se traduzcan en kilos de más en la báscula.

publicidad

coqueta sana

publicidad

  • Utiliza aceite de oliva para freírlas. Echa las croquetas a la sartén o a la freidora cuando el aceite esté muy caliente, así se pondrán crujientes antes y no absorberán mucho aceite. No olvides poner papel de cocina en la bandeja para quitar los excesos de grasa.
  • Haz la bechamel con leche desnatada.
  • Elige entre pan rallado o harina, si usas los dos ingredientes sumarás calorías innecesarias (a mi me gustan más con pan rallado). Aquí te dejo una receta riquísima de croquetas.
  • Prueba a hornearlas en vez de freírlas. Pon un poco de aceite de oliva en la bandeja y directas al horno. Cuando estén doradas dales la vuelta con cuidado para que no se rompan.
  • Relleno de verduras. El relleno no tiene por que ser jamón o pollo; puede ser coliflor, calabaza, berenjena o espinacas, por ejemplo. Experimenta y te sorprenderás con el resultado.
  • Acompañamiento ligero. Prepara una ensalada o unas verduras al horno para acompañar las croquetas. Tendrás un plato completo y muy rico. Te propongo una ensalada de legumbres.

ensaladaensalada ensalada 2 ensaladas

Imagen croquetas: Gallina Blanca

Esta semana puedes añadir a tu menú un rico risotto de aprovechamiento, aquí te dejo la receta. Descarga en este enlace planificadores semanales de menús.

Por último, te dejo un truco de nuestra amiga Firby: “Mi truco es de cocina: si quieres preparar una bechamel sin grumos, después de freír la harina tienes que añadir la leche muy fría y mover bien, y si añades unos quesitos te quedará rica, rica…”.

¡Feliz ahorro 🙂 !