PONEMOS A PRUEBA: limpiador casero para el microondas

Siempre que compartimos un truco contigo, ya sea de belleza, orden o limpieza, previamente lo ponemos a prueba para comprobar su efectividad y si realmente merece la pena invertir tiempo y recursos en él y nos ayuda a simplificar la vida.

Probamos un limpiador casero para el microondas

El microondas es uno de los electrodomésticos que más se utilizan hoy en día en la cocina. Atrás queda la frase “yo solo uso el microondas para calentar leche” porque cada vez son más cosas las que podemos hacer con este aparato.

Ver “11 cosas que se pueden hacer en el microondas”

Pero si no somos cuidadosos puede terminar siendo un nido de gérmenes, manchas resecas, restos de comida y malos olores. Yo te recomiendo que le pases un trapo húmedo con vinagre después de cada uso (siempre desenchufado), que dejes la puerta abierta para que se ventile y que nunca uses productos tóxicos (tipo lejía o amoniaco) para limpiarlo porque pueden terminar en los alimentos que posteriormente calientes o cocines. Utilizar una tapa especial de microondas nos puede reducir bastante la tarea de limpiarlo.

publicidad

Una de las recetas estrella que tenemos en Ahorradoras y que se puede hacer en el microondas es el bizcocho mágico, que se hace en solo 8 minutos.

Otras recetas que puedes hacer en el microondas

Puré de patata casero en el microondas

Flan de leche condensada en el microondas

Pastel de merluza al microondas

publicidad

Receta de Brownie en 5 minutos

Tarta de galletas y chocolate al microondas

Mezclamos agua y vinagre

Si eres un poco reticente y no te animas a probar los trucos que compartimos por miedo a que “sea peor el remedio que la enfermedad” voy a hacerlo yo en casa paso a paso y te voy a enseñar el resultado. Este era el micro antes de limpiarlo, tampoco es que estuviese sucísimo pero tenía salpicaduras y olores fuertes.

Ver también “¿Cuánto consume el microondas?”

El limpiador es muy sencillo y baratito, solo tenemos que mezclar en una taza o en un tupper agua con un buen chorro de vinagre blanco. Si lo prefieres puedes poner zumo de medio limón.

Lo metemos en el microondas y lo ponemos a máxima potencia durante 6 o 7 minutos. Pasado ese tiempo no abrimos la puerta hasta pasados otros 10 minutos para que el vapor que se ha generado actúe. Luego, sacamos el recipiente con cuidado de no quemarnos y desenchufamos el aparato. En ese momento ya podemos pasar una bayeta húmeda y arrastrar toda la suciedad.

Por último, dejamos la puerta abierta para que se seque bien por dentro y se terminen de evaporar los olores. Y este es el resultado después de la limpieza.

Resultados

Después de poner este truco en práctica ya solo queda analizar los resultados.

  • Precio: este truco no ha costado ni 20 céntimos.
  • Tiempo: en menos de 15 minutos tengo el microondas como nuevo.
  • Efectividad: el poder desinfectante y desodorizante del vinagre ha conseguido que se despeguen las manchas resecas y se vayan los malos olores.

Pues bien, ahora es tu turno, ¿te animas a probarlo? Por cierto, déjanos un comentario y cuéntanos que truco te gustaría que pusiésemos a prueba.

¡Feliz ahorro 🙂 !