Cómo hacer jabón casero con aceite usado

Publicidad

¡Sí, sí, como lo escucháis! El aceite usado que hasta ahora metíamos en un tarro de cristal y llevábamos al contenedor de reciclaje lo podemos reutilizar y convertirlo en estupendas pastillas de jabón para lavar la ropa.

Puede que a muchas de vosotras no os estemos descubriendo la pólvora y penséis eso ya lo hacía vuestra madre, abuela o vosotras mismas pero seguro que a muchas otras os estamos descubriendo un nuevo horizonte. Y es que haciendo nuestro propio jabón ahorraremos dinero y cuidaremos el medio ambiente.

Para hacer esta “receta” de jabón casero necesitaremos sosa cáustica en escamas o perlas. Por si no lo sabéis, el famoso jabón Lagarto está elaborado principalmente con grasa y sosa.

Precauciones a la hora de utilizar la sosa cáustica (NaOH o hidróxido de sodio)

  • La sosa es un producto químico que se tiene que utilizar con mucho cuidado; NO SE PUEDE TOCAR porque es muy corrosiva
  • Se tiene que manipular en un lugar ventilado, a poder ser con guantes y mascarilla
  • No se debe hacer la mezcla del jabón en recipientes metálicos
  • Mantenedla alejada de niños, mascotas o alimentos

Ingredientes que vamos a necesitar para fabricar nuestro propio jabón natural

  • 2 litros de aceite vegetal usado. Hay que colarlo bien cuando esté a temperatura ambiente para que no lleve ninguna impureza. Lo mejor sería utilizar una media o una tela. No es preocupéis por los olores, da igual que alimento hayáis freído, en el proceso químico el olor desaparecerá.
  • 2 litros de agua del grifo
  • 400 gramos de sosa cáustica en escamas o perlas. La encontraréis fácilmenteen droguerías o grandes almacenes.
  • 1 limón exprimido (opcional) Dará aroma y potenciará el efecto blanqueante del jabón.
  • Unos gotas de aceites esenciales para aromatizar el jabón (opcional).

Paso a paso de la receta

Lo primero que debemos hacer es diluir la sosa (con mucho cuidado) en el agua. Podemos utilizar un bol o cualquier otro recipiente. Tenemos que asegurarnos de que se disuelve bien y remover todo lo que sea necesario. Esta mezcla cogerá temperatura, no os asustéis, es normal. Luego deberemos esperar a que se enfríe para pasar al siguiente punto.

Publicidad

Una vez que la mezcla ya está a temperatura ambiente vamos a incorporar el aceite vegetal poco a poco y seguimos removiendo. Yo no soy partidaria de hacerlo con una batidora eléctrica por el tema de las salpicaduras. Aunque tengamos que tener un poco más de paciencia es mejor hacerlo con una espátula de madera, por ejemplo.

La mezcla irá cogiendo una textura cremosa y ahí si queréis le añadís el zumo de limón o los aceites esenciales. Ya solo quedará volcar esa pasta en los moldes y dejar que se solidifique un par de días.

Una vez que tengáis el jabón listo debe permanecer almacenado durante un mes para que la sosa cáustica pierda el poder corrosivo.

Como nota curiosa quiero comentaros que el jabón a base de grasa ya se hacía en la época de los romanos pero ellos utilizaban grasa animal y ceniza provenientes de la quema de madera. En Ahorradoras ya os hablamos en 2012 de cómo hacer jabón con aceite y avena, os lo dejo aquí por si os apetece leerlo.

Aprovecho para aclararnos que nunca debemos tirar el aceite usado por el sumidero porque es muy contaminante, en cambio cuando lo convertimos en jabón por el proceso de saponización se convierte en biodegradable.

Y hasta aquí hemos llegado con esta receta de jabón casero elaborado a base de aceite vegetal reciclado. ¿Os vais a animar a hacerlo en casa?

También os podéis animar a fabricar en casa jabón líquido para añadir a la lavadora, aquí os dejo el paso a paso y os aseguro que cunde muchísimo.

Y si os animáis a hacer en casa productos de limpieza naturales os dejo los siguientes artículos con el paso a paso:

¡Feliz ahorro 🙂 !

Publicidad
Comparte el ahorro: