Ambientador casero para las sábanas

En verano, a falta de vacaciones a pie de playa puedes hacerte planes relajantes en casa que hagan que el día a día sea más especial. Un baño relajante en la bañera mientras lees un buen libro, un granizado o helado casero después de cenar y una agradable bruma para las sábanas antes de acostarte.





Antes de meternos de lleno en el tema, te dejo algunas bebidas fresquitas que puedes hacer en casa por muy poco dinero:


bruma de almohada

 

Cómo hacer ambientador o bruma casera para las sábanas

La sensación de meterte en la cama y notar las sábanas frescas es muy agradable pero cambiar la cama a diario en casa no siempre es posible (ni necesario), por eso te voy a dejar una receta casera y barata de ambientador para que rocíes cada noche en la cama antes de acostarte y disfrutes de esta sensación sin tener que lavar la ropa de cama a diario.

Una vez más vamos a echar mano de los aceites esenciales (puedes comprarlo aquí). De limón, naranja, lavanda, eucalipto… puedes utilizar unas 10 gotas del aceite esencial que más te guste y mezclarlo con agua fría en un pulverizador. Para esto debes utilizar un flis-flis o atomizador que tenga un pulverizado fino, que apenas moje pero refresque. Ya solo queda tenerlo en la nevera para que esté bien frío y 5 minutos antes de acostarte pulverizar la almohada y las sábanas.

publicidad




ambientador de cama

publicidad




También puedes hacerlo igual pero cambiando los aceites esenciales por unas gotas de tu suavizante favorito. O, si en casa tienes plantadas hierbas aromáticas o cítricos puedes infusionar el agua y luego utilizarla en el pulverizador.

Y hasta aquí esta bruma o ambientador de cama que hará que duermas mejor en las noches de verano ;-).

¿Sueles hacerlo de otra manera? Déjanos tus sugerencias abajo, nos gusta aprender unos de otros.

Clica en cada promo para acceder