Receta para hacer detergente (con suavizante) casero y barato

¡Atención, Nuevo Robot de Cocina Mambo 9090 ya a la venta!

¿Te has planteado alguna vez hacerte con un robot de cocina con múltiples funciones y muy buen precio?

Mira las características y precio del nuevo robot que ha salido al mercado recientemente con 30 funciones, báscula y jarra de cerámica.

En esta comunidad del ahorro son un éxito todas las fórmulas para hacer en casa como el detergente casero y el suavizante casero (una receta distinta a la que os traigo hoy).

Por eso, en época de confinamiento en que probablemente se os termine el detergente o el suavizante (que podéis sustituir por vinagre) puede que os planteéis hacerlo en casa (ahora estamos haciendo muchas cosas por primera vez). Por eso, no podía dejar de compartir otra técnica de tantas como pruebo que me ha gustado mucho :-).

Esta formula increíble para hacer detergente con suavizante deja la ropa limpia, suave y perfumada. Hay varias formas de hacer detergente en casa, con más o menos pasos. Yo te pongo la que me ha parecido más práctica de entre las que he probado, además de la otra que ya compartimos y tanto gustó.

Seguiré investigando para traeros lo mejor desde este “laboratorio de Ahorradoras” en el que probamos trucos y productos (ver opiniones de productos probados en Ahorradoras). De la que os cuento, cuando vuelva a hacerlo, os pondré fotos. Ahora tenía bastante en garrafas todavía.

Cómo hacer detergente con suavizante en casa

Se trata de una receta de detergente con suavizante para hacer en casa muy sencilla ya que necesitas de muy pocos ingredientes por lo que el coste es muy bajito. Así que es bueno, bonito y barato, como nos gusta a nosotras.

Qué necesitas para hacer detergente con suavizante casero:

Lo que vais a necesitar es lo siguiente. Aún así, os invito a que vayáis probando según os guste más o menos espeso, más o menos perfumado, hasta dar con las cantidades ideales para vosotros:

  • 3 pastillas de jabón tamaño tocador (de esas que tenemos entre las toallas para perfumar) o 2 grandes (también sirve bolsas de jabón ya en escamas). Usad el que más os guste; directamente el de Lagarto o similar o la típica pastilla de Heno de Pravia o Dove, o los que tengas de algún hotel… . Pensad que si es perfumado eso que ya tendrás adelantado, si no, luego te digo otras opciones.
  • Entre 9 y 9,5 litros de agua
  • 2 vasos de vinagre
  • Opcional: 500 ml. de suavizante eco concentrado
  • Opcional, aceite esencial a tu gusto

Pasos para hacer detergente con suavizante en casa

A continuación os detallo los pasos que sigo yo para hacerlo:

Rallo las pastillas de jabón con un rallador. El robot de cocina me va muy bien para rallar pero pudiéndolo hacer con rallador manual prefiero usarlo solo para rallar alimentos, pero también os sirve si luego lo limpias en profundidad. Al fin y al cabo también usamos productos de limpieza para limpiarlo. Si ya tengo jabón rallado de otra vez o en escamas, me salto este paso, claro.

Vierto el jabón rallado en un cazo donde añado tres de litros de agua para disolverlo. Tenlo en cuenta para escoger una olla donde quepa esta cantidad. Si no tienes de esta medida, no te preocupes, usa el paso a paso de la otra receta que tenemos en la que haces con menos cantidad la base concentrada y más tarde, en otro recipiente ya añadirás más cantidad de agua.

Pongo en la vitrocerámica el cazo a fuego lento mientras voy removiendo. Si ves que se va a derramar, apártalo del fuego y sigue removiendo unos dos o tres minutos más.

Cuando está disuelto lo separo del fuego y lo dejo reposar unas seis horas, veréis que se endurece.

publicidad




Lo que os va a quedar no es el resultado final si no la base concentrada sobre la que crearéis toda la cantidad de producto. Os tiene que quedar una textura como de slime o (un poco “mocosa”, tipo la de la otra receta de detergente casero :P) tipo aquel juguete de cuando éramos pequeñas que se pegaba en la pared con textura moco jaja.

Ahora lo que hago es verterlo en un recipiente para pasarlo por la batidora (con cuidado, no llenes el vaso de la batidora hasta arriba) un par de minutos o así para que termine de mezclarse perfectamente y la textura se volverá bastante más líquida, ya veréis. Mucho más agradable ;-).

También podéis verterla en un barreño y triturar con una batidora de brazo directamente. Si lo hacéis así podréis “triturar” toda la cantidad junta. Si lo hacéis como yo, con la de vaso ya que de brazo ahora mismo no tengo, lo haréis en unas dos veces, tampoco cuesta mucho, pero para que lo sepáis.

A continuación, vierto la mezcla triturada en un barreño, normalmente el que uso para la ropa de tender (procurad que sea bien grande) con 5 litros de agua a temperatura ambiente y, a la mezcla, le añado alrededor de dos vasos de vinagre (yo uso el normal de cocina, como para otras tantas cosas en casa: ver trucos con vinagre), y remuevo.

Ahora, opcionalmente podéis ponerle aceite esencial (unas cinco gotas). yo le pongo de lavanda, o de naranja, según la temporada. El de árbol de te también queda muy bien.

También podéis sustituir el vinagre (aunque yo no lo haría por el resto de propiedades que tiene) por medio litro de suavizante concentrado y remover. Si hacéis este paso añadiendo suavizante concentrado, añadid un litro y medio de agua más y remueve.

Al final, lo que nos salen son aproximadamente 10 litros de producto, si has hecho el paso de arriba en el que añades suavizante (porque son 500ml. de suavizante + 500 ml. de agua). Si os saltáis ese paso os van a salir alrededor de 9 litros de detergente con vinagre y esencia.

Os decía que no os recomendaba quitar el vinagre porque aunque le añadamos suavizante el vinagre nos ayudará a alargar la vida de la lavadora y conservar el color de las prendas.

Ahora solo os queda verter esta mezcla maravillosa en recipientes (podéis ayudaros de un embudo) ; bien sea en garrafas de agua grandes como en botellas de plástico, en cualquier recipiente que tengáis. Nosotros normalmente ya tenemos la costumbre de guardar los recipientes plástico con la finalidad de usarlos para estas mezclas u otras que vamos haciendo.

Esto va a gustos, según la ropa que vayamos a lavar algunos suavizantes pueden perjudicarlas, por ejemplo si llevan elásticos. Por eso comparto varias opciones para que, según gustos o necesidades, escojáis la opción de detergente con suavizante casero que más os interese.

Una seguidora me comentó que ella le añade colorante alimenticio, que no mancha, decía. Yo no me he atrevido, la verdad, aunque es verdad que los detergentes y sobre todo, los suavizantes casi todos son en color y que si le añades el colorante todavía se parece más a los de compra no me desagrada sin color, con color a jabón, vamos. Quizá alguna vez lo pruebe. Al final tienes un suavizante por un precio muy económico.

Probad este detergente con suavizante casero que, una vez hecha la faena inicial, que no es difícil, te facilita mucho la vida y te ayuda a ahorrar mucho dinero. Son unos 10 litros por un coste bajísimo.

Yo aprovecho cuando lo hago para repartirlo con la familia.

Dejadme vuestros comentarios abajo 🙂

 

¡Únete al club Ahorradoras y sé parte de la comunidad!

Síguenos en redes sociales y también puedes registrarte gratis en el club Ahorradoras para acceder a los imprimibles gratuitos, plantillas para retos de ahorro, contenidos y descuentos exclusivos. Podrás participar en sorteos de productos de las mejores marcas. Clica para registrarte en el Club Ahorradoras.