Cómo limpiar el moho de la lavadora y evitar que aparezca

Publicidad

La lavadora, al estar constantemente húmeda, es muy propensa a la aparición de moho y a malos olores, sobre todo en la zona de la goma. Si no la desinfectamos periódicamente aparecen las bacterias y estas terminan en nuestra ropa.

El moho es un hongo que se encuentra tanto al aire libre como en lugares húmedos y con baja luminosidad.

Ver también “7 cosas que SI se pueden lavar en la lavadora”

Trucos para evitar la aparición del moho en la lavadora

Para evitar la aparición del moho debemos desinfectar la lavadora cada 15 días, podemos hacerlo con productos naturales o con lejía.

Otros tips útiles pueden ser: dejar que se seque el tambor después de cada uso dejando la puerta abierta, sacudir la ropa antes de meterla para que caigan pelos o pelusas, evitar tener depositada la ropa sucia dentro la máquina entre lavados y tender la ropa lo antes posible, sobre todo cuando se trata de toallas o ropa de deporte.

Ver también “Cómo limpiar la lavadora por dentro y por fuera”

Y no olvides revisar los filtros de la lavadora de vez en cuando.

Cómo limpiar el moho de la lavadora

Dependiendo del tiempo del que dispongáis y de los ingredientes que tengáis en casa podéis hacer una limpieza de la lavadora con productos químicos (lejía) o con ingredientes naturales como el vinagre.

Limpieza de la lavadora con productos naturales

Para esta limpieza hacemos una mezcla con 3 litros de agua, 100 mililitros de zumo de limón o vinagre y 200 mililitros de agua oxigenada. Luego la vamos echando en el cajetín del detergente poco a poco y ponemos un ciclo largo con agua caliente. Así conseguiremos limpiar también los tubos.

Publicidad

Antes de poner la lavadora hacemos una pasta con zumo de limón y bicarbonato y frotamos la goma de la puerta de la lavadora con un cepillo. Cuando termine el ciclo de lavado debemos secar bien la goma y dejar la puerta abierta para que se seque bien el tambor.

Ver también “7 errores que cometemos al poner la lavadora”

Limpieza de la lavadora con lejía

Como este es un proceso que debemos repetir cada 15 días, bastará con que vuelques una taza de lejía concentrada en el tambor vacío de la lavadora. Si está muy sucia, o tiene muy mal olor podemos poner dos tazas, una en el tambor y otra en el cajetín.

Aprovecha par pulverizar la puerta y la goma con quitagrasas y pasa una bayeta húmeda para limpiar la suciedad de la puerta y la goma. También nos podemos ayudar de un cepillo de dientes.

Luego, pon un ciclo largo de agua caliente para desinfectar la máquina. Un truco en a mitad de lavado poner en pausa el ciclo para que la lejía haga más efecto.

Por último, te recuerdo que una de las cosas más importantes para que lo que metamos en la lavadora se lave correctamente es seguir las instrucciones de lavado de las etiquetas por eso te dejo esta guía para saber qué significan los símbolos de lavado.

¡Feliz ahorro 🙂 !

Curiosea qué electrodomésticos tenemos en casa, qué usamos para ahorrar en viajes, para organizarnos tanto nosotros como nuestro equipo. Ahora lo compartimos contigo, clica aquí.

Publicidad
Comparte el ahorro: