3 tipos de limpieza que debes hacer al año

Publicidad

Poner en orden la casa diariamente y mantenerla limpia todo el año no es una tarea fácil y menos cuando tenemos una familia numerosa o varios peques en casa. Pero hay épocas al año que puedes aprovechar para hacer una limpieza profunda y otras para hacer limpiezas ocasionales que te faciliten las limpiezas diarias y aquí te voy a dar algunas ideas de cómo puedes hacer estos tres tipos de limpiezas.

 

  1. Limpieza profunda en casa

La limpieza profunda te llevará más de un día para realizarla y se recomienda que la hagas una o dos veces al año. Las fechas ideales para hacerlas son en diciembre y en agosto, fechas en las que las vacaciones pueden permitírtelo. Este tipo de limpieza es esencial para despojarnos de lo que no sirve o de lo que ya no usamos, te ayuda a mantener en orden la casa y tu mente.

Puedes aplicar el método japonés Oosouji, esta limpieza profunda según la creencia de los japoneses te ayuda a liberar el alma, ya que no dejas ningún rincón de la casa sin mover. Incluso dentro de la limpieza incluyen revisar las facturas para ponerse al día con las deudas que traigan.

Con todo lo que saques puedes hacer obras de caridad y si lo prefieres puedes venderlo también y ahorrar algo de dinero para que atraigas cosas nuevas que sí usarás. Este tipo de limpieza te da mucha tranquilidad y paz mental, así que no dejes de hacerla.

  1. Limpiezas ocasionales

Las limpiezas ocasionales se hacen más seguidas que las profundas pero tampoco debes esclavizarte con ellas. Estas te ayudan a tener una limpieza diaria más sencilla y mejor cuidado todos los electrodomésticos y objetos de uso diario en casa. Por ejemplo, la limpieza del microondas puedes hacerla una vez a la semana para mantenerlo siempre como nuevo. Lavar la lavadora por dentro también es importante que lo hagas cada 3 meses si tienes un uso muy frecuente o al menos 2 veces al año si su uso es ocasional.

Publicidad

La limpieza de nuestros objetos de plata, también entran dentro de este tipo de limpieza. Seguro que en algún momento has querido ponerte alguna prenda que descartas porque se veía fea y descuidada. Pues si planificas estas limpiezas ocasionales verás que no te volverá a pasar.

La limpieza de la nevera es una de las limpiezas más recomendable realizar profundamente al menos una vez al mes, después de todo aquí se almacenan los alimentos que nos dan energía y salud diariamente. Y la limpieza del lavavajilla también debes tomarlo en cuenta.

  1. Limpieza diaria

La limpieza diaria se hace para mantener todo en orden y limpio, si tienes una persona que te ayude puede ser menos complicado, pero si no la tienes puede ser muy estresante. Hay personas que dejan la limpieza para hacerla una vez por semana y dedican por ejemplo un día entero del fin de semana a limpiar. Lo malo de este método es que tienes que sacrificar todo un día para limpiar, que puedes dedicárselo a tus hijos o salir a pasear. Desde mi punto de vista es mejor dedicarle 15 minutos a media hora diaria a la limpieza todos los días que dedicarle un día entero.

Si trabajas todo el día puedes intentar con la rutina y orden de la limpieza nocturna, con la que puedes tener los baños limpios todos los días, lavavajilla recogida y comidas semanales listas. A mí me ha funcionado y estoy segura que a vosotras también.

En cuanto a preparar la comida y tener limpia la cocina es una de las cosas que más tiempo quita diariamente. Por eso, es necesario que te ayudes con tus fieles amigos electrodomésticos como la olla programable, te ayudará a tener la comida lista y fresca todos los días sin que tengas que dedicarle tantas horas al día. Y el lavavajillas que lavará los platos mientras te dedicas a ordenar la cocina.

olla-gm-modelo-g-deluxe-cecotec01

Crear una rutina semanal de limpieza te facilitará la rutina diaria, aquí te dejo este post que te ayudará a programarla.

Y mientras aplicas la limpieza en casa no te olvides de evitar estos 8 errores frecuentes al limpiar la casa, de esta manera evitarás perder el tiempo y el dinero.

Publicidad