9 errores que cometemos al lavar los platos a mano

publicidad

banner_tcciphone

Si no dispones de lavavajillas en la cocina y no tienes más remedio que lavar los platos a mano te dejo unos tips para que lo hagas de forma correcta, ahorrando tiempo, agua y detergente y obteniendo el mejor resultado. Si tienes lavavajillas y no lo utilizas por el gasto, debes de saber que se gasta más agua lavando a mano; aquí te lo explicamos. Antes de seguir te dejo los post relacionados con el lavavajillas que te recomiendo que leas antes de seguir:




Paso a paso para limpiar el lavavajillas

9 errores que cometemos al lavar los platos a mano

Te dejo los 9 errores más comunes a la hora de lavar los platos a mano. Así que toca remangarse, coger el estropajo y ponerse manos a la obra.

No renovar el estropajo cuando hace falta

Recuerdo un anuncio que decía algo así como “¿lavarías tus platos con un estropajo sucio?” pues toca aplicarse el cuento y ver si es hora de renovar la esponja o la fibra verde. En este post te cuento cada cuánto tiempo es conveniente poner un nuevo estropajo. Lo mismo ocurre con las bayetas.

lavar los platos a mano

 

Lavar los platos con agua fría

Sobre todo cuando hay grasa en los platos, es importante lavarlos con agua caliente. Si no dispones de agua caliente o quieres ahorrar porque estás pasando un mal momento, puedes calentar agua y ponerla en un recipiente y echar ahí el jabón e ir mojando en esa mezcla el estropajo.

publicidad




Consulta también Cómo desinfectar la casa correctamente estos días

No seguir un orden de limpieza

A la hora de fregar es importante seguir un orden, lavar primero lo menos sucio y dejar para el final lo más engorroso. Lo primero sería lavar los vasos, luego platos, bandejas y cubiertos y por último sartenes y ollas. Antes de empezar a enjabonar los vasos pon agua caliente en las ollas o sartenes para que sean más sencillas de limpiar al final. Si las ollas están quemadas pon un chorro de vinagre.

publicidad




lavar vajillas

 

Usar demasiado jabón

Si abusas del jabón y creas mucha espuma será difícil apreciar si los platos están quedando bien lavados. Dosifica el detergente y ve usando el que te pide el estropajo, pero sin abusar.

 

No aclarar bien los platos

Esto va unido a lo anterior, no dejes platos con restos de espuma o jabón porque además de estar mal lavados, les quedarán manchas cuando se sequen.

lavar los platos a mano

 

No eliminar los olores

Los tuppers de plástico o las sartenes pueden quedar con olores si no los lavamos a conciencia y al volver a utilizarlos, traspasarán esos olores a los nuevos alimentos. Por eso debemos tener especial cuidado en combatir ese problema. Pon una gota de lejía en el túper, llénalo de agua fría y deja que actúe un par de horas. Luego lávalo bien. En el caso de las sartenes u ollas puedes hacer lo mismo con un chorro de vinagre blanco.

 

No eliminar los restos de comida y la grasa

Antes de meter los platos en el fregadero debes quitar todos los restos de comida e incluso retirar la grasa con papel de cocina absorbente para facilitar el lavado. Lo mismo con las ollas y las sartenes.

 

No limpiar el fregadero correctamente

Aunque puedas pensar que no tenga nada que ver, tener limpio y recogido el fregadero es fundamental para evitar las bacterias, los gérmenes y los malos olores. Cuando termines de fregar los platos (o incluso antes) vacía el colador del fregadero y pasa el estropajo con jabón por toda la pileta. Luego aclara con agua y ya estará listo para utilizar.

 

No secar la vajilla al terminar

Por último, cuando terminamos de lavarlo todo toca coger un trapo y secar las cosas antes de guardarlas en su sitio para que no queden marcas ni se creen bacterias.

 

Te interesará:

Clica en cada promo para acceder