Autoconsumo energético: cómo instalar sistemas en casa

Los suministros son un gasto fijo mensual que debemos buscar la forma de reducir ya que no podemos prescindir en casa de luz, agua o Internet. Además de buscar tarifas económicas, aplicar descuentos y controlar el consumo podemos intentar producir nuestra propia energía en casa. Si, si, ¡como lo oyes!.

publicidad




factura de la luz

 

Ahorra en la factura de la luz con energías renovables en casa

Desde la subida del precio de la luz el mes de junio la factura eléctrica es algo que nos trae a muchos de cabeza. Por eso hemos estado investigando sobre energías limpias o renovables que con una sencilla instalación podamos instalar en casa y nos permitan abaratar costes.

La principal opción por la que se decantan los hogares españoles son las placas fotovoltaicas y molinos minieólicos por su fácil instalación, su bajo coste y su capacidad para generar la energía suficiente para cubrir las necesidades domésticas. Si vives en el sur del país o en un zona elevada o cercana al mar les sacarás más partido.

 

Ahorra con placas solares

En España tenemos una media de 300 días al año con sol y eso hace que nos salga a cuenta instalar paneles o mantas fotovoltaicas. Muchas comunidades de vecinos ya se están animando a dar el paso de instalarlas para reducir el consumo en la factura eléctrica así que te animo a que lo comentes en la próxima reunión de vecinos.

placas solares

Si estás interesada en colocar este sistema de energía renovable en tu vivienda debes consultar con un profesional, pero para que te hagas una idea te voy a detallar un poco en qué consiste la instalación. Antes de nada (por si alguien no lo sabe) estas placas generan energía eléctrica a partir de la radiación solar y se pueden instalar en todo tipo de cubiertas.

publicidad




La instalación de este sistema está compuesta por las placas solares, un acumulador que almacena la energía en una especie de baterías, un equipo de monitorización y un inversor electrónico para transformar la electricidad y hacer que sea apta para el consumo doméstico.

Ahorrar con energía eólica

Si en la zona en la que vives suele soplar fuerte el viento puedes aprovechar su velocidad para generar corriente eléctrica que posteriormente utilizarás en casa para poner la lavadora, el lavavajillas, la tele o encender la luz.

Mediante pequeños generadores se transforma la energía para el autoconsumo y para su instalación es necesario: un generador minieólico (que es pequeño molino de viento que se puede instalar en terrazas o salientes), un acumulador para almacenar la corriente y un regulador. En el mercado ya se venden muchos packs de fácil instalación 🙂

publicidad