Cómo conservar los ajos para que duren más

publicidad

banner_tcciphone

Después del éxito que tuvo en post de hace unas semanas en el que os contábamos cómo guardar las patatas en casa para que duren más tiempo (porque salen más baratas si las compramos en sacos de 5 o 10 kilos) nos habéis pedido mucho que os hablemos de cómo conservar los ajos en casa para que se humedezcan, para que no se conviertan en polvo y para que no “se salgan”, es decir, le salgan tallos verdes.




conservar los ajos

 

El ajo es uno de los alimentos más importantes de la gastronomía española y forma parte de la base de casi todas las recetas porque se puede cocinar de todas las formas posibles, potencia el sabor de los platos y es el aliado perfecto cuando tenemos que llevar una dieta baja en sal o si sufrimos de mala circulación sanguínea.

No te pierdas 6 Trucos para sacar todo el partido a los ajos”

 

Cómo conservar los ajos en casa

  • El error más común que cometemos al conservar los ajos es guardarlos en la nevera. Al igual que pasaba con las patatas, los ajos no deben guardarse en la nevera ni en ningún sitio húmedo o se pudrirán. La temperatura ideal es entorno a los 15ºC.

 

  • Aunque yo no soy muy partidaria de los “gadgets de cocina” porque me parecen sacacuartos, casi siempre reemplazables por algo que ya tenemos en casa como un simple cuchillo (véanse todos los cortadores para hacer figuritas, mandolinas, descorazonadores de fruta, etc.) y que ocupan mucho espacio en la cocina; los recipientes de barro o cerámica para guardar ajos si que me parecen interesantes. Se encuentran en muchas cocinas de las de antes y son de gran utilidad para la conservación de los ajos porque los mantienen secos, sin luz directa y cuentan con un orificio para que respiren. Si no quieres gastarte el dinero puedes sustituir estos tarros por una caja de cartón con tapa a la que le puedes hacer un agujerito o una bolsa de papel.

conservar ajos

publicidad




publicidad




 

  • Otra opción para conservar los ajo en casa en hacer un majado en el mortero con sal gruesa, ajos y perejil (tanta cantidad como quieras, yo lo hago a ojo). Lo machadas todo bien y le añades un chorro de aceite de oliva, lo pasas a un tarro de vidrio con tapa y lo conservas en la nevera. Se lo puedes añadir a pescados, carnes, verduras… Le dará un sabor estupendo a los platos.

majado ajo

 

  • Si quieres conservar los ajos durante meses (sobre todo si los cosechas tú y recoges toda la cosecha a la vez) puedes hacer conservas en aceite de oliva. Simplemente tienes que meter los ajos pelados y enteros en un tarro de vidrio cubiertos de aceite de oliva. Ya los tendrás listos para ir utilizándolos, además, tendrás aceite infusionado 😉 Aquí puedes ver como hacer conservas envasando al vacío.
Paso a paso para envasar al vacío

 

Clica en cada promo para acceder
  • Por último, nos queda congelar los ajos picaditos en un táper o en film e ir sacándolos a medida que los necesites.