Cómo hacer un armario cápsula infantil

Este año se ha adelantado unas semanas el cambio de armario por la bajada brusca de las temperaturas. Estos días, en casa, ha tocado poner lavadoras con la ropa de invierno, ir guardando vestidos vaporosos, sandalias y bikinis; separar la ropa que vamos a donar, la que vamos a reciclar y alguna cosita de buena calidad que vamos a intentar vender en webs de segunda mano. También aprovechamos para aspirar y limpiar a fondo el armario; para coser botones y pretratar manchas. Aquí te dejo algunos consejos:

publicidad




ARVE Error: Mode: lazyload not available (ARVE Pro not active?), switching to normal mode

 

Después de revisar la ropa de invierno creo que no tendré que comprar nada nuevo porque hace un par de temporadas creé un armario cápsula y me está funcionando muy bien. Consiste en analizar las prendas que tienes y quedarte con un buen fondo de armario, prendas de colores neutros que combinen entre si y nos faciliten el día a día sin renunciar a nuestro estilo. Por eso se me ha ocurrido darte unos tips para que hagas esto mismo con el armario de los niños y así puedas gastar menos dinero en ropa en la vuelta al cole.

 

Trucos para crear un armario cápsula infantil

En el caso de los peques es más difícil no gastar dinero en ropa ya que están creciendo constantemente y enseguida se les queda la ropa pequeña. Ahora que han vuelto al cole es un buen momento para crearles un armario cápsula que vaya marcando su estilo.

Ordena toda la ropa que ya tienes

Lo primero que vamos a hacer es poner toda la ropa de invierno de los niños encima de la cama e ir agrupando la que les sirve, la que les queda pequeña y la que aun les queda grande. La pequeña la empaquetamos para guardar en el trastero para otro hermano, donar, vender o regalar a alguna amiga. La que todavía no les sirve también la empaquetamos y la etiquetamos con la talla. Esta la dejaremos a la vista, en el altillo del armario, por ejemplo, para cogerla cuando la necesitemos.

crea un armario cápsula de niños

Crea looks y mil combinaciones

Ahora toca coger lápiz y papel y con las prendas que ya tienes anota todas las combinaciones posibles para sacarle el máximo partido y ve anotando también qué prendas comodín (cuatro o cinco) necesitarías incorporar a este armario cápsula. Leggins básicos, sudaderas, jersey de punto, cazadora de invierno que les vaya a ir con todo… Opta por tonos neutros, sin muchos dibujos, para que sean más fáciles de combinar y prendas cómodas orientadas al colegio y a las actividades extraescolares.

publicidad




Invierte en básicos de calidad

Nadie como tú conoce a tus hijos así que piensa en cuales son las prendas que más amortizan y las que mejor encajan con su personalidad (leotardos, pantalones de chándal, vestidos de punto, sudaderas…) y esas prendas cómpralas de buena calidad para no tener que reponerlas en todo el invierno. Es mejor que compres unos leotardos buenos que aguanten los lavados a unos baratos a los que les vayan a salir pelotillas al tercer lavado.

fondo armario niños

 

Crea uniformes para ir al colegio

Si tus niños no tienen uniforme en el colegio puedes crearlo tú misma con prendas básicas y así no te romperás la cabeza por las mañanas. Leggins, vaqueros, pantalones de chándal, camisetas de manga larga y sudaderas. Con esto puedes crear 5 looks para que los niños vayan al colegio. A esto le añades un plumífero básico en azul marino, zapatillas de deporte que también sirvan para ir con vaqueros y unas botas para la lluvia. Con esto iríamos tirando. Luego, ya solo quedaría añadir alguna prenda más según vayas viendo, pero ten muy presente todo lo que ya tienes para no dejar nada sin utilizar.

 

Ten alguna prenda más especial que también puedas combinar

publicidad




Si a lo anterior quieres añadir alguna prenda más arreglada para los fines de semana elígela bien para que la puedas integrar con el resto de la ropa. La clave para que este tipo de armarios con pocas prendas funcionen es que sea todo combinable y funcional. Mi consejo es que te decantes por tonos neutros, sin demasiados dibujos, tejidos cómodos y prendas que abriguen.

Te interesará