10 pasos para una limpieza de primavera perfecta


La primavera es una época de nuevos comienzos, y eso incluye limpiar tu casa de arriba a abajo. ¿No sabes por dónde empezar? No te preocupes, nosotros te ayudamos.

Si estás buscando una guía aquí te dejamos 10 pasos para ayudarte a sacar el máximo partido a la limpieza de primavera.

 

trucos de limpiezaAntes de detallar los que nos parecen imprescindibles recordarte que para que sea una terapia de limpieza efectiva ésta debe realizarse en familia. A cada persona que vive en la casa le corresponderán unas tareas.

Podéis dividirlas aleatoriamente o según lo que se le dé mejor a una persona u otra.

Entre todos, no solo el trabajo se hace antes si no que se valora posteriormente el esfuerzo de mantenerlo sin que se acumule.

Además, nos permite a todos tomar consciencia de áreas de la casa que muchas veces pasan desapercibidas.

No solo ayuda a deshacerse de lo que no sirve y no sabíamos que teníamos. Ni siquiera a reparar aquello que va rondando por la casa y ni lo tiras ni lo puedes usar.

Es mucho más que eso, una limpieza profunda te ayuda a recolocar áreas de tu vida. Es decir, el proceso es holístico, ordenas tu casa pero también tu interior. Si no me crees, pruébalo.

En mi ha funcionado siempre y cuando más he necesitado aclarar ideas o desbloquear asuntos mentales o emocionales, ordenar y limpiar en el plano físico me ha ayudado de manera infalible a hacerlo en el mental y emocional.

Vamos allá con esos 10 pasos para la hacer una limpieza de primavera.

Prepara las herramientas adecuadas y el espacio de trabajo.

 

trucos de limpieza

Necesitarás un cepillo de cerdas duras (para el sofá principalmente), varios trapos (un color por estancia es como me gusta a mí) para humedecer, uno de algodón para secar, un detergente neutro o limpiador casero, un producto para fregar suelos y un aspirador.

Organiza el espacio de trabajo. Dispón todo lo que necesitas sobre la mesa o la estantería más cercana a ti. De esta forma evitarás tener que levantarte continuamente y perder el ritmo de trabajo.

Divide la casa en estancias.

No es lo mismo limpiar una casa que un apartamento o un piso. Cada vivienda tiene sus propias características y necesidades. Por ello, es importante dividirla en estancias. De esta forma, cada uno podrá centrarse en la limpieza de un espacio.

Ponte ropa cómoda y apropiada para estar en contacto con la suciedad.

Elimina todo lo que no vas a utilizar.

Para limpiar hay que despejar. Si no tienes espacio, tendrás que tirar cosas. No sirve de nada limpiar si después el espacio está ocupado por objetos innecesarios.

Si no sabes qué hacer con ellos, puedes donarlos a alguna asociación o llevarlos a un centro de recogida.

VIDEOTRUCOS DE LIMPIEZA EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE

Empieza por las habitaciones que menos usas.

 

trucos de limpieza

Normalmente, las habitaciones que menos usamos suelen estar más desordenadas. Por ello, es mejor empezar por ellas. De esta forma, el resto de la casa quedará ordenado en poco tiempo.

Limpia de arriba a abajo.

Si limpias de abajo a arriba, la suciedad se acumulará en el suelo. Por ello, es mejor limpiar de arriba a abajo. De esta forma, no se ensuciarán las zonas que ya hayas limpiado.

Utiliza un detergente neutro o un limpiador casero.

Vacía y limpia los armarios

 

La primavera es el momento ideal para vaciar el armario y revisar aquellas prendas de otras temporadas que hace tiempo que no nos ponemos (aunque creamos que esta vez sí nos las vamos a poner). Ese tipo de prendas que prometemos ponernos pronto y sabemos de sobre que nos estamos contando mentira, ocupan un espacio valioso en el armario. Aprovecha para mirar las prendas y contarte verdad. Deja solo las que te hacen feliz y sean prácticas. Las que no, te salen caras.

Los armarios son lugares donde se acumula la suciedad. Por ello, es importante vaciarlos y limpiarlos a fondo. Si no quieres tirar las cosas, puedes guardarlas en una caja o una bolsa hermética pero mi consejo es que lo hagas solo si de verdad lo vas a usar.

trucos limpieza

Limpia el frigorífico y la lavadora

 

En el frigorífico se acumulan bacterias. Por ello, es importante desinfectarlo de vez en cuando. Para ello, puedes utilizar un producto especial para este fin o bien un limpiador casero.

Lo primero que debes hacer es vaciarlo por zonas. No todo a la vez para que los alimentos no pierdan temperatura. Aquí te contamos los pasos a seguir:

Limpia el microondas, el horno y la campana

 

El microondas y el horno son electrodomésticos que se ensucian fácilmente. Por ello, es importante limpiarlos semanalmente o cada vez que se ensucien especialmente pero si lo has ido dejando pasar y se te ha acumulado suciedad, aprovecha esta limpieza a fondo para dejarlos perfectos.

publicidad

banner_planificador

limpieza

Dale una buena limpieza a los muebles

 

Aunque quitemos el polvo a menudo, puede acumularse suciedad en ellos durante el invierno. Sobre todo en la parte de atrás de los muebles o en las patas (como en la de las sillas o bajo el sofá). Es recomendable utilizar un aspirador para eliminar la suciedad antes de empezar a limpiar así que para que después el mantenimiento de la rutina de limpieza sea sencilla, ahora será ideal que aspires y limpies los lugares menos accesibles en el día a día.

En este paso utilizaremos el aspirador solo para la limpieza de cada uno de los muebles que vamos a limpiar posteriormente con bayeta y secar con trapo.

Para las manchas, puedes utilizar un poco de agua tibia mezclada con jabón líquido. Después, enjuaga bien el mueble con el fin de quitar cualquier residuo de detergente. Si hay una mancha difícil de eliminar, utiliza un poco de vinagre blanco mezclado con agua tibia. No todos los limpiadores son aptos para todas las superficies. Asegúrate primero según sea el material del tuyo.

Cuando vayas a limpiar el polvo, utiliza un paño húmedo o una bayeta. No es necesario utilizar productos químicos. Si lo haces, es recomendable de ventilar el ambiente durante al menos media hora después de la limpieza.

No te olvides de muebles o accesorios de almacenaje como el canapé o el arcón. Es momento de que se ventilen y revisemos lo que hemos ido guardando ahí adentro.

Lava las cortinas, alfombras y ropa de cama de invierno que ya no uses

 

Las cortinas se pueden limpiar fácilmente en la lavadora. Si están muy sucias, utiliza una mezcla de agua tibia y jabón líquido. Asegúrate de enjuagar bien las cortinas para quitar todo el residuo de jabón.

Puedes utilizar un poco de vinagre blanco mezclado con agua tibia para eliminar manchas difíciles y conseguir una mayor suavidad.

Si no tienes lavadora, puedes lavarlas a mano. Llena una bañera o una cubeta con agua tibia y añade una cucharada de jabón líquido. Frota las cortinas con cuidado para eliminar la suciedad. Enjuaga bien y déjalas secar a la sombra.

Yo las cuelgo directamente de la lavadora a la barra y se secan enseguida (si abres los cristales) y perfuman la casa.

Para las alfombras: cómo lavar las alfombras.

limpieza alfombra

Limpia ventanas, persianas y los colchones si es necesario

 

Puedes limpiar tus cristales a mano o con un robot limpiacristales. Yo suelo comenzar limpiando railes y alrededores de la ventana, como el marco así como persiana y cinta de persiana si lo necesita. Cuando todo eso está limpio es cuando limpio los cristales.

Tenemos un post dónde te contamos cómo limpiar un colchón.

Haz inventario de lo que hay en la despensa y limpia los muebles de cocina

Si estás pensando en hacer una limpieza de primavera, es probable que quieras hacer un inventario de lo que hay en tu despensa.

Te digo esto porque en esta época comienza a apetecernos consumir otro tipo de alimentos más adecuados a la nueva temporada: productos frescos, más ligeros… De esta forma, podrás descartar o utilizar los alimentos que tengas en tu despensa de cara a ese cambio.

Por otro lado, es recomendable que limpiemos nuestros muebles de cocina. Si no lo hemos hecho durante el invierno, podrían estar llenos de grasa y suciedad.

Utiliza un paño húmedo o una bayeta para limpiar el polvo y un poco de agua tibia mezclada con jabón líquido para eliminar las manchas. Enjuaga bien el mueble para quitar cualquier residuo de jabón.

cocina blanca y azul

Pasa el aspirador por toda la casa

El final de la limpieza de primavera tiene que ser el paso del aspirador por toda la casa. Antes habíamos pasado por lugares escondidos de los muebles. Esto es importante para eliminar cualquier residuo de polvo, suciedad o pelos que se hayan acumulado durante el invierno o durante el proceso de limpieza que hoy hemos realizado.

Colocar las bolsas para donar, vender o tirar (mira el método de los 27 trastos para clasificar lo que no usas), pasar el aspirador y poner un ambientador natural casero, para mí es el broche final de una limpieza de primavera pero me gustará saber cómo la hacéis en casa para aprender también de ti.

La limpieza de primavera es una forma estupenda de preparar tu casa para el clima más cálido y puedes aprovecharla para organizar, desordenar y hacer otros cambios que te hayan pasado por la cabeza como un pequeño cambio de decoración o distribución de tu casa.

Lo mejor de la limpieza de primavera es que no tiene por qué ser costosa ni requerir mucho tiempo: basta con reservar un día a finales de Marzo para la tarea y disfrutar de sus beneficios.

publicidad